La inteligencia emocional al ser la capacidad de reconocer y manejar nuestros propios sentimientos, además de identificarlos en los demás, de tal manera que se puedan gestionar de mejor forma nuestras relaciones. La trascendencia de las emociones en nuestro día a día muchas veces pasa desapercibida, sin embargo, gran parte de las decisiones que se toman se ven afectadas por la influencia de estas, aunque sea en un menor o mayor grado, donde muchas veces nos dejamos llevar por impulsos que perjudican o llevan a situaciones no deseadas; es por ello que el ser asertivos, comunicar y canalizar nuestras emociones nos ayuda a incrementar nuestra capacidad de relacionarnos apropiadamente y a afrontar las dificultades de la vida con una mejor actitud, desde una óptica más objetiva.

La inteligencia emocional se puede fortalecer y mejorar practicando ciertos hábitos que al incluirlos en nuestra rutina diaria puede incrementar nuestra capacidad de establecer vínculos más saludables con nuestro entorno tanto personal como profesional y asimilar las situaciones tal como son, sin aferrarse o sobreestimándolas; lo que se traduce en una relación de bienestar y optimismo; con miras a la solución de problemas.

Identificar y reconocer los sentimientos para poder expresarnos adecuadamente

Una persona con un buen desarrollo de su inteligencia emocional en primer lugar identifica las emociones que siente de una forma honesta y objetiva. Detenerse a permitirse sentir y analizar qué ocurre en nosotros en determinado momento del día es fundamental para aprender a conocernos y ver el efecto que nos produce; esto no siempre resulta sencillo porque muchas veces podemos sentirnos confundidos o no identificar fácilmente qué nos está sucediendo; a medida que se realice este ejercicio resultará más sencillo de reconocer los sentimientos, no solo en nosotros sino también en los demás, generando una mayor empatía, lo que se traduce en un mayor entendimiento y respeto acerca de cómo algunas personas reaccionan ante los estímulos de su entorno.

Si sabemos cómo nos sentimos, expresar los sentimientos y pensamientos se vuelve más fácil y fluido; además de ayuda a entender el impacto de nuestras palabras en los demás; regular la intensidad de las emociones es de vital importancia, más aún cuando se es líder y responsable de un grupo de colaboradores, donde no se puede permitir dejarse llevar por emociones desbocadas. Si deseas conocer más sobre el tema de la comunicación en equipos de trabajo, te invitamos a leer nuestro artículo anterior titulado: la comunicación efectiva como herramienta del líder.

No aferrarse para no limitarse

Cuando se aprenden a terminar etapas, se ven aquellas experiencias pasadas como un aprendizaje; ya sean situaciones buenas o malas, de cualquiera se puede obtener una lección que nos ayude a crecer como persona y a valorar el momento presente; así se deja atrás cualquier carga anterior que pueda causar depresión, pero sin vivir la ansiedad del futuro. Alguien emocionalmente inteligente sabe cerrar ciclos; agradeciendo lo que tiene más no sufriendo por las pérdidas. Mantener este enfoque ayuda a evitar las frustraciones y a tener una visión positiva de lo que se ha alcanzado y lo que falta por avanzar.

El cambio como única constante

A tener una alta inteligencia emocional se entiende que se vive en un mundo donde domina la incertidumbre y el cambio forma parte del estado natural de las cosas; por lo que su crecimiento personal no esta sujeto a paradigmas, sino al cambio de pensamientos, formas de actuar, a una constante reinvención donde quedarse estancado no es opción. Ser proactivo también es una característica de las personas con una buena inteligencia emocional ya que van tras sus metas con actitud de éxito sabiendo que depende de ellos mismos cristalizar sus sueños y convertirlos en realidad.

¿Podrías expresar adecuadamente como te sientes en este momento? ¿Sabes cerrar ciclos en tu vida?

Si quieres saber más sobre coaching personal, puedes contactarte con nosotros o escribir tu consulta en la parte de abajo (sección comentarios).

Imagen de rawpixel vía pixabay.com bajo licencia creative commons.


    2 replies to "El desarrollo de la inteligencia emocional como parte del crecimiento personal"

    • Sulmi Altamirano Guamuro

      Buen día Luis, te saluda Sulmi Altamirano de Molicom, me gustaría saber si cuentas con talleres dirigido a niños, mi hijo tiene 7 años.

      • Luis Flores-Guerra

        Saludos Sulmi, gracias por tu interés. Lastimosamente no tengo talleres dirigidos a niños, pero puedo hacerte una recomendación. Te estaré enviando la información por correo. Un abrazo!

Leave a Reply to Luis Flores-Guerra Cancel Reply

Your email address will not be published.